Este verano hemos tenido un tiempo estupendo y el sol resaltaba los colores de las montañas. Eso sí, un poquito más de lluvia no habría estado mal…